11 de junio de 2012

8




Cafés sin taza, que no se pueden remover con cuchara pero que desprenden el olor de uno calidad PLUS, recién molido. Charlas que ni siquiera son como tal, en salas que no existen, sin hora, con personas que no ves, pero siempre están. Sonrisas que son mundos, y personas-joya con máster en saber estar y el haber vivido, que te sonríen tan solo por venir. Guiones que salen solo dejándose ser y abrazos en mundos interiores que tienen de todo menos contacto, y que ahora no sé cómo, pero espero poder algún día llegar a agradecer. Para los puristas: que muchasx4 gracias.



R: Doctora, algo para terminar ESTE lunes?
P: Cicuta. Cianurín. Chatis. Vino.
R: Me das tres cosas con las que deleitarme mejor: un blog, tweets y fotos. ¿Cómo está la chica prodigio de las palabras? Yo ando poco inspirado. Insípido. Anhedónico.
P: Pues hasta la poya, síntesis de tipo Fast Food directa a las arterías de la moral. Aún así, extrañamente alegre en estos momentos, como acostumbro. Pensarás ¿Drogas? NOT YET, tranquilo. Ah, y por favor, nada de prodigio, las cosas por su nombre. Apalabrada si tal.
R: Para no ser un prodigio tienes una extraña capacidad de poner "voz" a las emociones de muchos. Carezco de tiempo para pensar. Es temporal, pero te leo y mientras averiguo como vivir mi vida, eres un bonito clavo al que permanecer agarrado.
P: Qué prisas todo el mundo en aprender. Los adultos están más perdidos que los niños, en esa tarea. Obreros sin casco que tienen que obrar, y nunca mejor dicho, a la fuerza. Tú tienes coche, por lo menos, para los agobios existenciales, recetita de un camino y música.
Yo no creo que necesitase mucho más. Carretera y manta, literal; y, ¿Al final del camino? Unas cañas
R: Si la cerveza es doble malta y la hora del día coincide con la puesta de sol, la duda ofende. Sé que es típico, pero soy un chico simple con mucho afán por llevar a mi día a día las más bonitas escenas de película. 
El problema son los anuncios, mucha paja. 
Hoy necesito un bloqueo mental, y tú eres de las que incita lo contrario.
P: ... 1 minuto de silencio por eso último.
R: ¿Sabes que te pega un montón trabajar en un periódico y tener un novio que guarda su identidad de superhéroe en secreto? Pues ya lo sabes.
P: Te pediré mediante instancia el poder citar eso último. Me sabe bien.
R: Claro. Siguiendo la órbita que te has descrito, leerte es sexy. No sé que te inspira, pero mantenlo cerca y no dejes las teclas.
P: Mientras estéis ahí para intercambiarlas, me vale. De equilibrios, y términos medios, que tan mal se me dan, va la cosa..
R: Si vuelvo a escribir algo serás la primera en leerlo. Te lo debo por los buenos ratos que me han brindado tus palabras, y tus chorradas también, al leerlas y escucharlas. Tienes lo que todos quieren, algo que no tiene nadie.
P: Alégrame el día, también es una tarea en la que puedes perder tu precioso tiempo. Además de leerme.
R: Dos fracturas en el pie izquierdo desde el 17 de mayo, trabajando sin saberlo. Muletas hasta el 27. Ruina. A que tu día no es tan malo ahora ;).
P: No me alegra el mal ajeno. Lo siento.
R: Deberías alegrarte cuando quien lo sufre hace de ello una herramienta de diversión. Si no, mal día para ambos. Entre tu y yo. No había tenido tantas ganas de ir a mi "rincón secreto" a escuchar el silencio desde hace lustros, semiexagerando.
P: Mientras midas los tiempos. El suelo es bien para tocar fondo y despegar. 
R: Me lo impide una escayola de centímetro y pico de grosor y la imposibilidad de coger el coche que conlleva. Quizás un día te lo muestre.
P: Perfecto. Hoy tenía la vida muy como para salir de excursión.
R: Semos dos. Lástima no poder ejercer de taxista. Si te pregunto que tienes en la cabeza no me digas de todo menos caspa por favor.
P: Además de eso, Pseudoamor.
R: Bendita enfermedad la del amor. Solo una persona la desencadena como la cura. Lo inquietante es la facilidad que tiene el ser humano de hacerlo complicado. Pero sinceramente, es precioso. Dichoso sea el afortunado que habita en tu mente.
P: Una de palabros tirita, ¿Eh?. Jugaré..bonito hasta que me pille los dedos.
R: Te diría algo, pero sufro bipolaridad sentimental. Aún así el tiempo me ha enseñado a no confiar en ese tipo de relaciones.Si hay amor, no hay juegos. Puede parecer soso, pero no hay nada más excitante que una relación que funciona sin necesidad de jeroglíficos emocionales.
P: Puedes seguir hablandome así un rato del tema. Me abres los ojos y me das fuerza.
R: Es bonito, disfrutas cuando estás al lado de esa persona, pero en el fondo sabes que la realidad es otra, que sufres cuando vuelves a casa en el mismo punto en el que saliste. A la larga descubres que lo que engancha es la sensación de inseguridad, de duda, de reto. Y te das cuenta que jugar a ese juego consigue que algo que podía ser especial, se convierta en algo que no quieres volver a vivir. 
Y así, señorita Tildes, el hombre madura, crece, y poco a poco cierra puertas para abrirla solo a la persona adecuada, sin necesidad de llaves. ABRIRÁ. Y olé, uno se queda hasta bien.
P: Se puede morir uno antes de encontrar a alguien-llave. No he querido preguntar por miedo. Si la respuesta es SÍ, me llevo mil euros y que me aspen pronto por bruja.
R: Muchas llaves tienes, pero es que tú eres especial.
P: Genial. También lo eran Ralph y Forrest. 
R: No me digas por qué, eres esa para nada típica persona, que acabará formando una familia con un hombre interesante, que con el paso de los años tendrá una mirada que guardará miles de historias y el cabello blanco, más símbolo de la experiencia que de la vejez. Ese tipo de hombre que a los chavales nos gustaría ser. Un Clooney. Y si no es así... Confórmate con un superhéroe.
P: A estas alturas, con conseguir que los míos sean felices me conformo. Sé disimular muy bien, y tengo salero. Tú, sin embargo, serás y supongo, eres, aquel que cuando quiere lo hace desde el segundo 1... Hasta la eternidad, y del tirón.
R: Por desgracia
P: Felicidades. Sigo: a una preciosa mujer, que sepa volar, mejor que vivir. Y que te quiera hasta el tuétano. Si no, siempre quedará el Meetic. O las tascas. "La presión se mide en bares", tron. O mejor, las palabras.
R: Ojalá estuviera en la sala, estaría gracioso verte ser. Recital.
P: Cantando pierdo.
R: Jaja. Desde luego por alguna extraña razón has puesto un +1 en mi jornada de hoy. 
P: Es un placer.
R: El escucharte.
P: El leerte. Buenos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario